El propósito y plan de Dios

En Honor a Su verdad

Introducción


Muchos cristianos concuerdan en que la Biblia es la Palabra de Dios. Han aprendido y aceptado que Dios reveló las palabras originales de lo que hoy llamamos “Biblia.” Sin embargo, a pesar de que entienden que la Biblia, como fue originalmente revelada, era la Palabra de Dios, y a pesar de haberla leído durante años, aún no han entendido cuál es el mensaje central de Dios, aún no pueden comprender qué es lo que Dios intentó hacer desde un principio, al crear al ser humano.

Podríamos hacer una comparación entre la Biblia y un rompecabezas. Las enseñanzas bíblicas serían las piezas del rompecabezas, y el mensaje central de la Biblia la imagen a armar. Si yo tengo las piezas de un rompecabezas y no tengo la imagen a armar, se hace mucho más difícil armar la imagen, y es muy probable que me ponga a encastrar las piezas de un modo erróneo, obteniendo una imagen distorsionada. Tener la imagen a armar, no sólo es de gran ayuda para saber cómo encastrar las piezas, sino que, si alguna pieza me falta, podré deducir cómo debe ser esa pieza, basado en la imagen que veo. Del mismo modo, tener muchas enseñanzas bíblicas sin comprender el mensaje central de la Biblia podría llevarme a “encastrar” esas enseñanzas de un modo inadecuado y me formaría una imagen distorsionada de quién es Dios y cuál es Su propósito para el hombre. En cambio, si entiendo el propósito de Dios en Su creación, y entiendo cuál es Su mensaje central en Su Palabra escrita, será para mí más fácil la tarea de “encastrar” enseñanzas y, cuando se presente algún pasaje “difícil” o “contradictorio,” que no encaja con los demás, basado en la imagen general del mensaje de Dios podré “deducir,” el sentido de ese pasaje, para no darle un sentido contrario a la voluntad de Dios.

Dios tiene un propósito para Su creación, y para lograr este propósito ha desarrollado un plan. Entender el propósito y plan de Dios para Su creación y, especialmente, para la creación del hombre, nos ayudará a comprender cuál es el sentido de nuestras vidas, cuál debe ser nuestro propio propósito, para poder planificar adecuadamente nuestras vidas, y nos proveerá de una esperanza firme, que nos dará seguridad en el corazón, lo cual traerá profunda paz a nuestras vidas y un gozoso deseo de vivir para amar a nuestro Padre y Creador.

El libro de Génesis, originalmente se llamaba, sencillamente “En el principio.” Como ha señalado el doctor E.W. Bullinger, Génesis es el libro de todos los principios o comienzos. Génesis relata el principio del Universo, el principio de la rebelión del Diablo, el principio del hombre, el principio de su relación con Dios, su primera rebelión, entre otros “principios.” Pero creo que este “principio” va más allá de esto, Génesis también es el principio de lo que Dios quiso transmitir al hombre, es lo primero que Dios quiso que el hombre sepa, así que, para conocer el propósito de Dios será fundamental entender el mensaje en Génesis.

El libro de Apocalipsis es el libro que le da final a la Biblia y que relata el final del plan de redención de Dios. Muchas personas se han interesado por aprender acerca del relato del Apocalipsis sin siquiera tener una mínima percepción del relato del propósito y plan de Dios para el hombre en Génesis y, debido a esto, muchos se han sumergido en un mar de confusión. Toda la Biblia debe comprenderse a través del mensaje central de Dios en ella, y sin entender este mensaje central, toda la Biblia se convierte en sólo una colección de frases útiles, no pudiendo lograr el efecto que Dios desea en las personas.

Jesús fue el Hijo de Dios, Sus palabras siempre fueron las palabras de Su Padre, Él fue el hombre más sabio sobre la Tierra, debido a Su conexión con Dios y Su obediencia a Dios, por lo tanto, cuando Él enseñaba, Él sabía qué debía enseñar mejor que nadie. Mateo nos relata qué es lo que comenzó a enseñar Jesús al comenzar Su ministerio:

Mateo 4:17
Desde entonces comenzó Jesús a predicar, y a decir: Arrepentíos, porque el reino de los cielos se ha acercado.

Mateo nos dice que Jesús comenzó a decir: “Arrepentíos, porque el reino de los cielos se ha acercado,” pero ¿de qué hay que arrepentirse? ¿Qué es el “reino de los cielos” que se acercó?

Marcos nos va a dar más información:

Marcos 1:14-15
(14) Después que Juan fue encarcelado, Jesús vino a Galilea predicando el evangelio del reino de Dios,
(15) diciendo: El tiempo se ha cumplido, y el reino de Dios se ha acercado; arrepentíos, y creed en el evangelio.

Aquí dice que Jesús vino a Galilea predicando “el evangelio del reino de Dios, diciendo: “El tiempo se ha cumplido, y el reino de Dios se ha acercado; arrepentíos, y creed en el evangelio.”

Comparando esta información, podemos ver que “el reino de los cielos” es lo mismo que “el reino de Dios.” En ambos pasajes se nos declara que esto es lo que Jesús predicaba y ambos nos dicen que Él hablaba de “arrepentimiento.” Marcos nos dice que él predicaba en “evangelio” del reino de Dios.

En el griego, la palabra “evangelio” significa “buena noticia” y “arrepentirse” es “cambiar de mentalidad.” Lo que Jesús predicaba era una “buena noticia,” pero no cualquier buena noticia, era una buena noticia acerca del reino de Dios, y la buena noticia consistía en que este reino se había acercado. Además, para que esta buena noticia tuviera algún efecto benéfico en quienes la oían, era necesario que cambiaran su mentalidad y creyeran esa buena noticia.

Pero ¿qué es el reino de Dios? Y ¿en qué consiste la “buena noticia”? Para ello será necesario que hagamos un emocionante viaje a través de las Escrituras, en la búsqueda del entendimiento necesario acerca del “reino de Dios.” Si no logramos comprender qué es el reino de Dios, difícilmente podamos entender en qué consiste la buena noticia con respecto a éste, ni mucho menos creer esa buena noticia.

La definición básica de “reino” es el área de gobierno de un rey. Si el reino es “de Dios” es porque Dios es el Rey, si el reino es “de los cielos” es porque Su Rey opera desde los cielos. Pero, ¿hasta dónde se extiende este reino?; ¿quiénes son parte de este reino?; ¿cuál es la buena noticia sobre este reino?; ¿por qué dijo Jesús que se había “acercado”? Esto intentaremos contestar a través de nuestra búsqueda. Para esto, comenzaremos por el principio.










¿Te bendijo este estudio?
¡Compártelo en las redes sociales! 

http://facebook.com/sharer.php?u=http://twitter.com/home?status=https://plus.google.com/share?url=

  

http://enhonorasuverdad.blogspot.com.ar/2013/12/mapa-del-blog_6354.html

 

   

Quizá también te interese:

 

No hay comentarios. :

Publicar un comentario