Errores en la transmisión del texto

En Honor a Su verdad
Por todo lo que hemos visto, se entiende que los errores de transmisión no son fáciles de detectar y resolver, ya que haría falta tener acceso a diversos manuscritos antiguos para compararlos, cosa que no está al alcance de todo estudiante bíblico y, además, al ser errores del texto griego o hebreo, haría falta conocer bien esos idiomas para poder resolver esos errores. Por lo tanto, lo mejor que puede hacer el estudiante bíblico común, si sospecha que existe un error en la transmisión del texto, será revisar las distintas versiones impresas del texto griego que estén disponibles y analizar la opinión y comentario de distintos eruditos en hebreo o griego y ver cuál es la que mejor encaja dentro de la lógica bíblica general, pero no hay que asustarse, los errores de transmisión son mínimos y no afectan al entendimiento general del mensaje de Dios en las Escrituras.

Veremos un ejemplo de un error en la transmisión de texto:

Mateo 6:3-4, 6, 17-18
(3) Mas cuando tú des limosna, no sepa tu izquierda lo que hace tu derecha,
(4) para que sea tu limosna en secreto; y tu Padre que ve en lo secreto te recompensará en público.

(6) Mas tú, cuando ores, entra en tu aposento, y cerrada la puerta, ora a tu Padre que está en secreto; y tu Padre que ve en lo secreto te recompensará en público.

(17) Pero tú,  cuando ayunes, unge tu cabeza y lava tu rostro,
(18) para no mostrar a los hombres que ayunas, sino a tu Padre que está en secreto; y tu Padre que ve en lo secreto te recompensará en público.

Las palabras que se traducen “en público” que he señalado en estos tres versículos son las palabras griegas en to phanerö (evn tw/| fanerw/|Å), que literalmente significan “en lo exterior” o “en lo manifiesto.”

Estas palabras están presentes en los manuscristos de tipo bizantino, por eso las versiones de la Biblia que se basan en el Texto Recibido o en textos de tipo bizantino, contienen estas palabras. Sin embargo, la evidencia de muchos otros manuscritos nos hacen sospechar de la originalidad de estas palabras.

Las palabras “en público” no están presentes en la mayoría de los textos de tipo alejandrino, occidentales, ni en los textos egipcios. Por esta causa, podemos sospechar que estas palabras fueron agregadas por algún copista en siglos posteriores (quizá para hacer un mayor énfasis con las palabra “en lo secreto”) y luego se transmitió erróneamente en algunas familias de textos.

Reconociendo este agregado, versiones como la Biblia al Día, la Biblia Latinoamericana de 1995, la Biblia en lenguaje sencillo, la versión Dios Habla Hoy, La Biblia de Jerusalén, la Nueva Biblia de los Hispanos, la versión del Nuevo Mundo, la Nueva Versión Internacional y la Reina Valera Actualizada, entre otras, omiten las palabras “en público.” El énfasis está puesto en que Dios va a recompenzar, aunque esto no necesariamente deba ser “en público”.

1 Juan 5:6-8 (RV-1960)
(6) Este es Jesucristo, que vino mediante agua y sangre; no mediante agua solamente, sino mediante agua y sangre. Y el Espíritu es el que da testimonio; porque el Espíritu es la verdad.
(7) Porque tres son los que dan testimonio en el cielo: el Padre, el Verbo y el Espíritu Santo; y estos tres son uno.
(8) Y tres son los que dan testimonio en la tierra: el Espíritu, el agua y la sangre; y estos tres concuerdan.

Aquí tenemos otro problema de transmisión del texto que erige controversias aún hasta estos días. En este caso, la Reina Valera de 1960 refleja una traducción hecha en base al Texto Recibido. Toda la frase: “en el cielo: el Padre, el Verbo y el Espíritu Santo; y estos tres son uno. Y tres son los que dan testimonio en la tierra:” ha sido agregada a este texto. Sin este agregado el texto quedaría como el de la Reina Valera Actualizada:

1 Juan 5:6-8 (RVA)
(6) Este es Jesucristo, el que vino por agua y sangre; no por agua solamente, sino por agua y sangre. Y el Espíritu es el que da testimonio, porque el Espíritu es la verdad.
(7) Porque tres son los que dan testimonio:
(8) el Espíritu, el agua y la sangre; y estos tres concuerdan en uno.

Al analizar este pasaje desde el griego, vemos que sólo las ediciones del Texto Recibido tienen incluida esta frase en griego. No está presente en ninguno de los textos impresos del tipo crítico (como el de Nestle-Aland, Tischendorf, Von Soden, Tregelles y Westcott y Hort), ni tampoco aparece en los textos de tipo bizantino (como el de Robinson-Pierpont). Si buscamos entre los manuscritos, vemos que esta frase no aparece en los códices más antiguos, como el códice Vaticano, sinaítico y alejandrino y tampoco está presente en los códices de tipo bizantino.

Bruce Metzger, en su comentario textual del NT dice que sólo ocho manuscritos contienen este agregado, de estos ocho, cuatro tienen esta frase como una nota al margen y no en el cuerpo del texto. De estos ocho manuscritos, uno es del siglo 10, aunque la frase está agregada en siglos posteriores (probablemente el siglo 16), los otros manuscritos griegos que la contienen son posteriores al siglo 16. Erasmo no puso esta frase en su primera edición del Texto Recibido, según se cree, las autoridades religiosas de su época le presionaron para colocar ese texto y él dijo que si le mostraban un manuscrito que contuviera esa frase, él la incluiría en la siguiente edición. Poco después “apareció” ese manuscrito deseado. Sospechosamente los manuscritos y adiciones a manuscritos que contienen esta frase son todos de la época en que Erasmo publicó el Textus Receptus.

Otras evidencias que nos muestran que esto ha sido un agregado al texto es que el pasaje no es citado por ninguno de los escritores cristianos de habla griega del primer siglo, conocidos como los “padres” de la Iglesia. De haberlo conocido, de seguro se habría utilizado en los debates entre trinitarios y arrianos, pero no hay evidencia de esto. También está ausente de antiguas traducciones de la Biblia como la siríaca, cóptica, armenia, etiópica, arábiga y la eslava, sólo se halla en algunas versiones póstumas al latín. Los textos latinos más antiguos no contienen esta frase, ni tampoco fue incluida por Jerónimo en la Vulgata Latina.

Ahora bien, si esta frase ha sido agregada ¿por qué seguir incluyéndola es otras versiones del Texto Recibido? Y ¿por qué seguir incluyéndola en las traducciones de la Biblia?

Sucede que este texto es muy importante para de creencia trinitaria, ya que es el único versículo en la Biblia en que se dice que el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo son uno. Hay toda una doctrina sostenida de este agregado al texto, por eso, a pesar de las evidencias, sigue siendo defendido por muchos teólogos como “original” hasta estos días.

Hoy se sabe que las controversias entre trinitarios y unitarios en los primeros siglos de la era cristiana eran muy fuertes. Muchos cristianos han perdido sus vidas en luchas de trinitarios contra unitarios. No creer en la trinidad, en aquellos tiempos, era mucho peor que en estos días. Por esta causa, se cree que algunos escribas han alterado algunos de los textos bíblicos para conveniencia del trinitarismo, ya sea por iniciativa propia o por presión de las autoridades eclesiásticas, se han hecho algunas inserciones y alteraciones a algunos textos de la Biblia, con el fin de sostener la doctrina trinitaria. Estas inserciones no son muchas, pero es necesario estar atentos a ellas.

Hoy en día tenemos muchas versiones modernas, que aunque son hechas por traductores o editores trinitarios, han corregido este error y ya no presentan este texto expandido del libro de Juan. Entre esas versiones tenemos a la Reina Valera Actualizada, la Biblia Textua, la Nueva Versión Internacional, el Nuevo Testamento Recobro, Dios Habla Hoy, La Nueva Biblia de Jerusalén, la Peshita al español, entre otras. Otros traductores y revisores siguen mostrando esta frase en sus versiones de la Biblia, aún a pesar de conocer las razones por las cuales este texto debería ser omitido, por no ser parte del original revelado por Dios.










¿Te bendijo este estudio?
¡Compártelo en las redes sociales! 

http://facebook.com/sharer.php?u=http://twitter.com/home?status=https://plus.google.com/share?url=

 

  

http://enhonorasuverdad.blogspot.com.ar/2013/12/mapa-del-blog_6354.html

 

   

Quizá también te interese:

 

No hay comentarios. :

Publicar un comentario