¿Quién te necesita? ¿A quién le haces falta?

En Honor a Su verdad
En el plan de Dios todos nos necesitamos unos a otros
¿Cuántas veces te has sentido solo o sola y has pensado que nadie te necesita y que el mundo sería igual o mejor sin ti? Pues si has hecho a Jesús tu Señor, la buena nueva es que ¡hay muchas personas que te necesitan!



 
1 Corintios 12:21-27 (RVA)
|21| El ojo no puede decir a la mano: “No tengo necesidad de ti”; ni tampoco la cabeza a los pies: “No tengo necesidad de vosotros.”
|22| Muy al contrario, los miembros del cuerpo que parecen ser los más débiles son indispensables.
|23| Además, a los miembros del cuerpo que estimamos ser de menos honor, a éstos los vestimos aun con más honor; y nuestros miembros menos decorosos son tratados con aun más decoro.
|24| Porque nuestros miembros más honrosos no tienen necesidad; pero Dios ordenó el cuerpo, dando más abundante honor al que le faltaba;
|25| para que no haya desavenencia en el cuerpo, sino que todos los miembros se preocupen los unos por los otros.
|26| De manera que si un miembro padece, todos los miembros se conduelen con él; y si un miembro recibe honra, todos los miembros se gozan con él.
|27| Ahora bien, vosotros sois el cuerpo de Cristo, y miembros suyos individualmente.

Estos versículos nos muestran que cada creyente ha sido espiritualmente puesto dentro de un "Cuerpo" espiritual y es un miembro vital de ese Cuerpo. Ya sea que sientas que eres útil o no, eso no importa, porque lo que importa no son los sentimientos, sino lo que Dios dice. El corazón muchas veces nos miente (Jer. 17:9), pero Dios jamás miente (Tito 1:2). Por lo tanto, si Dios dice que ni la Cabeza (Cristo) puede decir a los pies (la parte más baja del Cuerpo) "no te necesito", significa que ni siquiera Cristo tiene la autoridad y capacidad para decirle a un cristiano que es un inútil.

Los cristianos nos necesitamos todos unos a otros, nuestra vida espiritual depende de que TODO el Cuerpo crezca conjuntamente. La individualidad no es parte del diseño de Dios, la individualidad, el egoísmo, el heroísmo y gloria personal, es parte de la propuesta de este mundo, Dios tiene un plan diferente, en donde todos trabajamos en equipo y Él se lleva la gloria.
Así que la próxima vez que sientas o alguien te diga que eres un inútil, que no sirves para nada, que no tienes nada que aportar al mundo y a Dios, debes estar seguro de que te está mintiendo, porque Dios ha dicho que todos somos necesarios, no sólo para Él, sino que también somos necesarios para todos los demás creyentes.

Y si eres de aquellos a los que le ha tocado ser un miembro débil y poco "honroso" ¡alégrate! porque Dios te vestirá con mayor honra y bendición.


NOTA: La información sobre las versiones de la Biblia citadas en este estudio y otros puede obtenerla en la página de REFERENCIAS DE LAS VERSIONES DE LA BIBLIA




Enlace a descarga en PDF
DESCARGÁ ESTE
ARTÍCULO EN PDF


¿Te bendijo este estudio?
¡Compártelo en las redes sociales!


¿Quién te necesita?  ¿A quién le haces falta? ¿Quién te necesita?  ¿A quién le haces falta? ¿Quién te necesita?  ¿A quién le haces falta?



No hay comentarios. :

Publicar un comentario