Carta de Pablo a los romanos

En Honor a Su verdad


INTRODUCCIÓN

El anuncio de la buena noticia de Dios

Propósito de Pablo en su carta y obra:
Contar la buena noticia acerca de Jesucristo

1
Pablo, esclavo de Cristo Jesús, apóstol llamado por DIOS, que ha-sido-seleccionado para anunciar la buena-noticia de DIOS 2 (que previamente-prometió mediante SUS ·profetas, en las Escrituras santas) 3 acerca-de SU ·Hijo (El que nació desde la simiente de David según la carne, 4 El que con poder ha-sido-señalado Hijo de DIOS según el espíritu de santidad, por Su resurrección de entre los muertos), Jesucristo, el que es nuestro Señor; 5 por-medio-de Quien recibimos gracia y apostolado para obediencia de fe en todas las etnias, a-favor-de Su ·nombre, 6 entre las-cuales también están ustedes, llamados de Jesucristo. 7 A todos los amados de DIOS que-están en Roma, quienes son llamados y santos; gracia para ustedes, y paz, de-parte-de nuestro DIOS PADRE y del Señor Jesucristo.

Oración y deseo de Pablo de visitarlos

8 Primero, ciertamente, sigo-agradeciendo a mi ·DIOS, mediante Jesucristo, en-cuanto-a todos ustedes, porque la fe de ustedes está-siendo-informada en todo el mundo; 9 porque mi testigo es ·DIOS (a QUIEN estoy-brindando-servicio-de-adoración con mi ·espíritu, con la buena-noticia de SU ·Hijo) de cuán incesantemente estoy-haciendo mención de ustedes, 10 rogando siempre, durante mis ·oraciones, para-que de-alguna-manera, ahora, finalmente, sea prosperado en el deseo de ·DIOS de ir a ustedes.
11 Porque anhelo verlos para compartirles algún regalo espiritual, con-el-fin-de que sean-afirmados. 12 Mas esto también es para ser-juntamente-animados, cuando esté entre ustedes, mediante la fe que hay en unos-y-otros, tanto la de ustedes como la mía. 13 Aunque NO deseo que ustedes sigan-ignorando, hermanos, que frecuentemente planeé ir hacia ustedes (y hasta el presente me-fue-impedido) para tener algún fruto también entre ustedes, así-como también lo tuve entre las demás etnias, 14 (tanto entre griegos como entre no-griegos, tanto entre sabios como entre insensatos). 15 Soy deudor para con ustedes, por-eso tengo sobre mí la disposición de contarles-la-buena-noticia también a ustedes, los que están en Roma.

INSTRUCCIÓN DOCTRINAL

La justicia de DIOS basada en fe

La buena noticia:
 Justificación y salvación basada en fe y no en obras

Salvación para todo el que está creyendo

16 Porque NO estoy-avergonzado de la buena-noticia, porque es poder de DIOS para salvación de todo el que está-creyendo, del judío primero y también del griego; 17 porque en ésta está-siendo-revelada una justicia de DIOS desde fe hacia fe, como ha-sido-escrito: “Mas el justo desde fe vivirá”.



Ira de DIOS sobre toda irreverencia e injusticia

18 Porque también en ésta está-siendo-revelada una ira de DIOS desde el cielo sobre toda irreverencia e injusticia de hombres que están-deteniendo la verdad con injusticia.

Los irreverentes

19 Porque lo que es conocido de ·DIOS es evidente entre ellos, porque ·DIOS se lo manifestó, 20 ya-que SUS atributos ·invisibles, tanto SU imperceptible ·poder como SU divinidad, son-entendidos, claramente-percibidos, desde SU creación, es decir, el mundo con las hechuras; de-modo-que ellos pasan-a-ser indefendibles. 21 Porque aunque conocieron a ·DIOS, NO le glorificaron ni le agradecieron como a un DIOS, sino que fueron-hechos-vanos en sus ·razonamientos y fue-oscurecido su ·corazón sin-entendimiento. 22 Afirmando ser sabios fueron-inutilizados 23 y cambiaron la gloria del DIOS incorruptible por una imagen similar a la de hombre corruptible, y pájaros, y cuadrúpedos, y reptiles. 24 Por-esto ·DIOS los entregó (en los deseos-intensos de sus ·corazones) a impureza, y así están-tratando-deshonrosamente sus ·cuerpos entre ellos, 25 quienes alteraron la verdad de ·DIOS con la mentira, y fueron-venerados por, y brindaron-servicio-de-adoración a la creación en-preferencia-de QUIEN la creó, QUIEN es bendito durante las eras ¡Amén!
26 Por esto, ·DIOS los entregó a pasiones de deshonra, porque incluso sus ·hembras alteraron la función sexual natural por la que es contra naturaleza, 27 e igualmente, también los machos, dejando la función sexual natural de la hembra, fueron-encendidos en su ·exitación-de-la-mente unos hacia otros, machos en machos realizando actos con su vergüenza y recibiendo en sí-mismos la retribución que corresponde por su ·error. 28 Y como NO aprobaron tener a ·DIOS en sus vidas, en un conocimiento-correcto de SU voluntad, ·DIOS los entregó a una mente reprobada, para seguir-haciendo lo que no conviene 29 (habiendo-sido-llenados con toda-clase de injusticia, malignidad, avaricia, maldad, repletos de envidia, homicidio, contienda, engaño, bajeza; chismosos, 30 detractores, aborrecedores-de-DIOS, insolentes, arrogantes, jactanciosos, inventores de cosas malas, desobedientes a los padres, 31 sin-entendimiento, desleales, sin-afecto-de-familia, despiadados). 32 Éstos plenamente-conocieron cuál era el justo-requerimiento de ·DIOS y que los que están-practicando ·esta-clase de cosas son merecedores de muerte, sin embargo NO sólo las siguen-haciendo, sino que también están-de-acuerdo-con los que las practican.

Los injustos

2
Por-lo-tanto, eres indefendible, ¡oh hombre! (me refiero a todo el que está-juzgando); porque en lo que estás-juzgando al que es diferente, a ti-mismo te estás-condenando, porque tú-mismo estás-practicando las mismas cosas que estás-juzgando como incorrectas. 2 Pero nosotros comprendemos que el juicio de ·DIOS sobre los que están-practicando ·esta-clase de cosas es hecho conforme a la verdad. 3 Pero considera lo-siguiente, ¡oh hombre! (me refiero al que está-juzgando a los que están-practicando ·esta-clase de cosas, y las está-haciendo): ¿tú escaparás al juicio de ·DIOS? 4 ¿O menosprecias la riqueza de SU ·benignidad y ·clemencia y ·temple, ignorando que lo benévolo que hay en ·DIOS te está-guiando hacia un cambio-de-mentalidad? 5 Pero conforme a tu ·dureza y tu corazón que-no-ha-cambiado-de-mentalidad estás-acumulando ira para ti-mismo, que será manifestada en el día de ira y revelación del justo-juicio de ·DIOS.

Justa retribución para todos conforme a sus obras

6 “QUIEN retribuirá a-cada-uno conforme a sus ·obras”. 7 Por-un-lado, a los que con paciencia de obra benéfica están-buscando gloria y honor e incorruptibilidad, dará la vida de-la-era futura, 8 pero, a los que buscan su propio bien basados-en una corrupta-ambición-egoísta y están-rehusándose-a-ser-persuadidos por la verdad, a-la-vez-que están-siendo-persuadidos por la injusticia, les hará sentir SU ira y furia; 9 opresión y estrechez habrá sobre toda alma de hombre, sobre todo aquél que está-realizando lo malo, sobre el judío primero y luego sobre el griego, 10 pero gloria y honor y paz tendrá todo el que se-ocupa-en-hacer lo que es benéfico, el judío primero y luego el griego, 11 porque NO hay acepción-de-personas delante-de ·DIOS.

Juicio y justificación en relación con la ley

12 Porque todos-aquellos que sin-ley de DIOS pecaron, sin-ley de DIOS se-arruinarán, y todos-aquellos que en una ley de DIOS pecaron mediante una ley de DIOS serán-juzgados; 13 Porque NO son los oyentes de la ley de DIOS los justos delante-de ·DIOS, sino que los hacedores de la ley de DIOS son quienes serán-tratados-como-justos 14 (Porque cuando las etnias que no tienen una ley de DIOS, por naturaleza hacen las cosas que demanda la ley de DIOS, aún cuando ellos no tienen una ley de DIOS, ellos mismos son una ley de DIOS; 15 me refiero a aquellos que están-demostrando que la obra de la ley de DIOS escrita está en sus ·corazones. Además, su ·conciencia está-juntamente-testificando este hecho, y las conclusiones-lógicas que surgen entre ellos, recíprocamente están-acusando o también defendiéndose) 16 en el día en que ·DIOS juzgará, mediante Cristo Jesús, los secretos de los hombres, conforme-a la buena-noticia que yo anuncio.
17 Mas si tú eres-llamado “judío” y descansas sobre la ley de DIOS y te-enorgulleces en DIOS 18 y conoces el deseo de DIOS y apruebas lo superior al ser-educado en-base-a la ley; 19 al punto de que te-has-convencido a ti-mismo de ser guía de ciegos, luz de los que están en oscuridad, 20 instructor de insensatos,  maestro de niños, teniendo en la ley de DIOS escrita, la esencia del conocimiento y de la verdad. 21 Entonces, , el que estás-enseñando al diferente ¿NO te estás-enseñando a ti-mismo? , el que estás-proclamando: “no hay que robar” ¿estás-robando? 22 , el que dices: “no hay que cometer-adulterio” ¿estás-cometiendo-adulterio? , el que detestas a los ídolos ¿robas-templos? 23 , el que te-enorgulleces en la ley de DIOS escrita, ¿mediante la transgresión de la ley, a ·DIOS tratas-deshonrosamente? 24 Porque a-causa-de ustedes el nombre de ·DIOS está-siendo-difamado entre las etnias, como ha-sido-escrito.

Juicio y justificación en relación con la circuncisión

25 Porque, en-verdad, la circuncisión te beneficia si practicas la ley de DIOS, pero si fueras transgresor de la ley de DIOS, tu ·circuncisión ha-pasado-a-ser incircuncisión. 26 Por-lo-tanto, si la incircuncisión estuviera-guardando el justo-requerimiento de la ley de DIOS ¿NO será-considerada, su ·incircuncisión, como circuncisión? 27 Y el que es de la incircuncisión pero por naturaleza está-cumpliendo la ley de DIOS, te juzgará a ti, que-aún-teniendo escritura de DIOS y circuncisión eres transgresor de la ley de DIOS. 28 Porque ante DIOS NO es de valor el judío que lo es en lo evidente ni es válida la circuncisión que está hecha en lo evidente, o sea, en carne, 29 sino que es de valor el que en lo secreto de su corazón es judío y la circuncisión de corazón es la que importa, hecha en espíritu, no conforme a una escritura, cuya ·alabanza NO proviene desde los hombres sino desde ·DIOS.
3
Entonces, ¿qué extra tiene el judío?, o ¿cuál es la ganancia de la circuncisión? 2 Mucho, en todo aspecto; primero, ciertamente, porque a ellos se-les-confiaron las declaraciones de ·DIOS. 3 Pues ¿qué pasa si algunos descreyeron? ¿La incredulidad de ellos anulará la fidelidad de ·DIOS? 4 ¡Ni pensarlo! Sino que hágase ·DIOS veraz, mas todo hombre mentiroso, como ha-sido-escrito: “Para que seas-tratado-como-justo en tus ·palabras, y prevalecerás en el tiempo en que estés-siendo-juzgado.”

No hay justo, todos son condenables

5 Pero si nuestra ·injusticia está-siendo-puesta-junto-con la justicia de DIOS para contrastarlas, ¿Qué diremos? ¿No es injusto ·DIOS que está-imponiendo la ira? (estoy-hablando conforme a los estándares del hombre). 6 ¡Ni pensarlo! De-otro-modo, ¿cómo juzgará ·DIOS al mundo? 7 Entonces podríamos decir: “si la verdad de ·DIOS en mi ·mentira abundó para SU ·gloria ¿por qué aún estoy-siendo-juzgado como pecador?” 8 Y ¿no podríamos decir, nosotros (como se-nos-difama, y como están-diciendo algunos): “Si hiciéramos las cosas malas vendrían las cosas benéficas”? El juicio de ellos es merecido. 
9 ¿Entonces qué? ¿Somos-superiores? NO ¡en-absoluto! Porque previamente-hemos-acusado, tanto a judíos como a griegos, de estar todos bajo pecado. 10 como ha-sido-escrito, que: “NO hay justo, ni uno, 11 NO hay quien esté-entendiendo, NO hay quien esté-buscando a ·DIOS 12 todos se apartaron, juntos fueron-inutilizados; NO hay quien esté-haciendo benevolencia ¡NO hay siquiera uno! 13 Sepulcro que-ha-sido-abierto es su ·garganta, sus ·lenguas engañan, veneno de áspides hay bajo sus ·labios. 14 cuya boca está-llena de maldición y amargura 15 filosos están sus ·pies para derramar sangre. 16 Destrucción y miseria hay en sus ·caminos, 17 y camino de paz NO conocieron. 18 NO hay temor de DIOS frente-a sus ·ojos.”
19 Pero estamos-comprendiendo que todo-aquello que la ley de DIOS está-diciendo, se lo está-diciendo a los que están en la ley de DIOS para-que toda boca sea-impedida de defenderse y llegue-a-ser condenable todo el mundo delante de ·DIOS, 20 ya-que desde obras requeridas por la ley de DIOS NO será-tratada-como-justa toda carne ante ÉL, porque mediante la ley de DIOS sólo tenemos un conocimiento-correcto del pecado.

Justificación de DIOS gratuita para todo el que cree

Justicia de DIOS separada de la ley de DIOS

21 Pero ahora ha-sido-manifestada una justicia de DIOS separada de la ley de DIOS, (aunque ésta está-siendo-testificada por la ley de DIOS y los escritos de los profetas), 22 o-sea, una justicia de DIOS mediante la fe de Jesucristo para todos los que están-creyendo, porque NO hay diferencia entre los judíos y el resto, 23 porque todos pecaron y están-siendo-excluidos de la gloria de ·DIOS. 24 Sin embargo, están-siendo-tratados-como-justos gratuitamente esto es, por  SU ·gracia, mediante la redención, la recibida en Cristo Jesús; 25 a Quien planeó, ·DIOS, como el sacrificio del propiciatorio, mediante [la] fe en Su ·sangre, para que sea una evidencia de SU ·justicia en aquel tiempo (a-causa-de la suspensión del juicio sobre los actos-pecaminosos previamente-cometidos, en la clemencia de ·DIOS), 26 y para que luego sea la evidencia de SU justicia en la temporada presente, para ÉL ser visto como justo y QUIEN está-tratando-como-justo a aquél que vive desde la fe de Jesús.

Justificación mediante una ley de fe y no de obras

27 ¿Dónde está, entonces, el orgullo? Fue-excluido. ¿Mediante qué-clase-de ley? ¿Una basada en las obras? ¡NO!, sino mediante una ley de fe. 28 (Porque estamos-considerando que un hombre va a ser-tratado-como-justo en base a su fe, separado de  obras requeridas por la ley de DIOS) 29 ¿O ·DIOS es solamente DIOS de judíos? ¿NO es también DIOS de otras etnias? ¡Sí, también es DIOS de otras etnias!; 30 porque si-en-verdad uno-solo, o sea, ·DIOS, es QUIEN tratará-como-justos a los de la circuncisión desde fe y a los de la incircuncisión mediante la fe. 31 Entonces, ¿la ley de DIOS estamos-anulando mediante la fe? ¡Ni pensarlo! Sino que la ley de DIOS estamos-confirmamos.

La justificación basada en fe que obtuvo Abraham

4
Entonces, ¿qué diremos que ha-hallado Abraham, nuestro ·antepasado según carne? 2 Porque si Abraham desde obras fue-tratado-como-justo, tiene motivo-de-orgullo, pero NO delante-de DIOS; 3 porque, ¿qué dice la Escritura? Dice: Pero creyó Abraham a ·DIOS, y le fue-considerado para justicia”. 4 Pero al que obra, el pago que recibirá, NO se-considera dado por gracia sino por deuda, 5 mas al que no obra, sino que está-creyendo a QUIEN está-tratando-como-justo al irreverente, su ·fe está-siéndole-considerada como suficiente para obtener justicia.
6 Asimismo también David está-diciendo (hablando acerca de la felicidad del hombre a quien ·DIOS está-considerando digno de obtener justicia, separado de las obras requeridas por la ley de DIOS): 7Felices son aquellos a quienes fueron-perdonadas las ilegalidades y de quienes fueron-cubiertos los pecados”; 8 “Feliz el varón a quien el SEÑOR NO, no le considerare el pecado”.
9 Entonces, ¿la felicidad ésta actúa sobre la circuncisión o también sobre la incircuncisión? Porque recuerden que estamos-diciendo que a ·Abraham la fe le fue-considerada como suficiente para obtener justicia. 10 ¿Cómo, entonces, le-fue-considerada la fe? ¿Estando en circuncisión o en incircuncisión? Esto NO sucedió mientras estaba en circuncisión, sino cuando aún estaba en incircuncisión; 11 y recibió una señal de circuncisión, que es un sello de la justicia otorgada en base a la fe (la que tuvo estando en la incircuncisión); para que él sea padre de todos los que están-creyendo estando en incircuncisión (para [también] a ellos considerarlos dignos de obtener [la] justicia), 12 y padre de la circuncisión, o sea, NO de los que solamente son de la circuncisión, sino de aquellos circuncisos que también están-siguiendo el rastro de la fe que dejó nuestro ·padre Abraham cuando aún estaba en la incircuncisión.
13 Porque la promesa de que iba a ser el heredero del mundo NO fue dada a ·Abraham (o a su ·simiente), mediante una ley, sino mediante una justicia otorgada por fe; 14 porque si los que actúan basados-en una ley de DIOS son herederos, se-ha-dejado-sin-efecto a la fe y se-ha-anulado-la-promesa; 15 Porque la ley de DIOS produce la ira de DIOS, pero donde NO hay ley de DIOS tampoco puede haber transgresión de esa ley. 16 Por eso DIOS otorga justicia desde fe, para-que se reciba conforme a SU gracia; de-este-modo la promesa está firme para toda la simiente: NO sólo para la simiente que parte desde la ley, sino también para la simiente que parte desde la fe de Abraham, quien es padre de todos nosotros 17 (como ha-sido-escrito, que: “por padre de muchas etnias te he-puesto”), que estamos frente-a QUIEN él creyó, o sea, frente a DIOS, QUIEN vivifica a los muertos y suele-llamar lo que aún no existe como si fuera algo que ya existe.
18 Abraham es quien separado-de esperanza, pero fundado sobre esperanza, creyó que él iba a llegar-a-ser padre de muchas etnias, conforme lo que ha-sido-dicho: “así será tu ·simiente”. 19 Y no debilitó la fe cuando reflexionó acerca de su ·cuerpo, que [ya] había-sido-matado (teniendo alrededor-de cien-años-de-edad) y la muerte de la matriz de Sara, 20 pero mirando hacia la promesa de ·DIOS NO fue-dividido en su mente por la incredulidad, sino que fue-internamente-fortalecido con la fe, mientras daba gloria a ·DIOS. 21 Y fue-llevado-a-plenitud en su fe de que QUIEN ha-prometido es también poderoso para hacer lo que prometió. 22 Por-eso su fe le fue-considerada como suficiente para obtener justicia.
23 Pero que “le fue-considerada” NO fue-escrito sólo por él, 24 sino también por nosotros, a quienes la fe nos está-por ser-considerada como suficiente para obtener justicia, esto es, a los que estamos-creyendo en el que resucitó de-entre los muertos: Jesús, nuestro ·Señor; 25 Quien fue-entregado por nuestras ·infracciones y fue-resucitado por nuestra ·justificación.

El amor de DIOS y SU acción por nosotros por medio de Cristo

5
 Entonces, fuimos-tratados-como-justos desde fe, así que tenemos paz para-con ·DIOS, mediante nuestro Señor Jesucristo, 2 mediante Quien también tenemos el acceso [mediante la fe] a la gracia en la que estamos-establecidos, y nos estamos-enorgulleciendo, fundados sobre la esperanza de la gloria de ·DIOS.
3 Pero NO sólo en esto nos estamos enorgulleciendo, sino que también nos estamos-enorgulleciendo en las opresiones, a medida que vamos-comprendiendo que la opresión produce paciencia, 4 y que la paciencia produce un proceso-de-prueba, y que el proceso-de-prueba produce esperanza, 5 y que la esperanza NO avergüenza, porque el amor de ·DIOS ha-sido-derramado en nuestros ·corazones mediante el espíritu santo, el que nos ha-sido-dado.
6 Porque Cristo, aún siendo nosotros débiles, aún así, en temporada pereció por los irreverentes. 7 Ya-que difícilmente a-favor-de un justo perecerá alguno, porque por el benigno quizá alguno también se-atreva a perecer. 8 Pero ·DIOS está-exponiendo la grandeza de SU ·amor hacia nosotros, ya-que aunque nosotros somos pecadores, Cristo pereció por nosotros.
9 Por-lo-tanto, mucho más ahora (después de que ya fuimos-tratados-como-justos en Su ·sangre) mediante Él seremos-salvados de la ira. 10 Porque si siendo enemigos hemos-sido-reconciliados por ·DIOS mediante la muerte de SU ·Hijo, mucho más, si ya hemos-sido-reconciliados, seremos-salvados de la ira en Su ·vida.
11 Pero NO sólo en esto nos estamos enorgulleciendo, sino que  también nos estamos-enorgulleciendo en ·DIOS, mediante nuestro ·Señor Jesucristo, mediante Quien ahora recibimos la reconciliación.




Adán y Cristo: El reinado del Pecado y el reinado de la gracia

12 Por eso, así-como mediante un hombre el pecado entró en el mundo y mediante el pecado la muerte, así también traspasó la muerte hacia todos los hombres, sobre todos aquellos que  pecaron. 13 (Porque hasta que fue dada una ley de DIOS, existía pecado en el mundo, pero un pecado NO es-registrado cuando no hay ley de DIOS, 14 sin-embargo, la muerte reinó desde Adán hasta Moisés, también sobre los que no pecaron sobre la similitud de la trasgresión de Adán, quien es modelo del que está-por venir).
15 Pero, así-como sucede con la infracción ¿NO sucede también con el regalo? ¡Sí! Porque si por la infracción de ·un hombre perecieron ·muchos, mucho más abundó para los muchos la gracia de ·DIOS y el don en gracia por la obediencia de ·un hombre: Jesucristo; 16 y así-como mediante un hombre que pecó traspasó la muerte a todos ¿NO sucede con el donativo? ¡Sí! Porque, por-un-lado, el juicio partió desde una infracción, resultando-en condena, pero por-otro-lado, el regalo partió desde muchas infracciones, resultando-en que DIOS regala aquello que habría dado a quien cumpliera perfectamente SU justo-requerimiento.
17 Porque si a causa de la infracción de ·un hombre reinó la muerte mediante ·un hombre, mucho más, los que están-recibiendo la abundancia de la gracia y el don de la justicia en vida reinarán mediante ·un hombre: Jesucristo.
18 Por-lo-tanto, consecuentemente, así-como mediante una infracción vino el juicio hacia todos los hombres, resultando-en condena, así también, mediante un cumplimiento del justo-requerimiento de DIOS, vino el regalo hacia todos los hombres, resultando-en justificación de vida. 19 Porque así-como mediante la desobediencia de ·un hombre los muchos fueron-puestos-en-posición-de pecadores, así también, mediante la obediencia de ·uno, los muchos serán-puestos-en-posición-de justos.
20 Pero la ley entró-junto-con el pecado, de-modo-que incrementó la infracción, pero cuando la ley incrementó el pecado, sobreabundó la gracia, 21 para-que así-como reinó el pecado en la muerte así también la gracia reine mediante la justicia para alcanzar la vida de-la-era futura mediante Jesucristo, nuestro ·Señor.

La muerte del Cuerpo del Pecado y la vida del Cuerpo de Cristo

La muerte del Cuerpo de Pecado


6
 Entonces, ¿qué diremos al respecto? ¿Permaneceremos en el pecado para-que la gracia se incremente? 2 ¡Ni pensarlo! Quienes perecimos al pecado ¿cómo viviremos todavía en éste? 3 ¿O ignoran que todos-aquellos que fuimos-bautizados siguiendo a Cristo Jesús, siguiendo a Su muerte fuimos-bautizados?
4 Por-lo-tanto, fuimos-sepultados-junto-con Él mediante el bautismo, para la muerte, para-que así-como Cristo fue-resucitado de-entre los muertos por la gloria del PADRE, así también nosotros en novedad de vida andemos. 5 Porque si plantados-junto-con Él hemos-llegado-a-ser la similitud de Su ·muerte, ciertamente también en cuanto a la resurrección seremos similares.
6 Esto conocemos: que nuestro ·viejo hombre fue-crucificado-junto-con él, para-que sea-anulado el cuerpo del Pecado; el objetivo es que nosotros ya-no tengamos que ser-esclavos del Pecado. 7 Porque el que pereció ha-sido-tratado-como-justo de modo que queda fuera-del gobierno del Pecado; 8 y, ya-que perecimos junto-con Cristo, creemos que también viviremos-junto-con Él. 9 Hemos-comprendido que Cristo ha-sido-resucitado de-entre los muertos, ya-no está-pereciendo, la muerte ya-no está-ejerciendo-señorío sobre Él. 10 Porque lo-que pereció para con el Pecado lo pereció de-una-vez-por-todas, pero lo-que está-viviendo, lo está-viviendo para ·DIOS.
11 Así también ustedes, por-un-lado considérense ustedes-mismos como que están muertos para con el Pecado, pero por otro lado, viviendo para  ·DIOS en Cristo Jesús. 12 Por-lo-tanto no permitan que siga-reinando el Pecado en el cuerpo mortal de ustedes, de-modo-de estar-obedeciendo a sus ·deseos-intensos, 13 ni tampoco sigan-presentando sus ·miembros como implementos de injusticia en servicio del Pecado, por-el-contrario, preséntense a ustedes-mismos ante ·DIOS como personas que están-viviendo de-entre los muertos y presenten sus ·miembros como implementos de justicia en servicio a ·DIOS. 14 Porque el pecado en ustedes NO ejercerá-señorío, porque NO estamos bajo ley sino bajo gracia.
15 ¿Entonces qué haremos? ¿Pecaremos debido a que NO estamos bajo ley sino bajo gracia? ¡Ni pensarlo! 16 ¿NO saben que cuando se presentan como esclavos para rendir obediencia, están-siendo esclavos de aquél a quien obedecen, ya-sea de pecado, que-resulta-en muerte, o de obediencia, que-resulta-en justicia?
17 Pero ¡gracias a ·DIOS! porque ustedes eran esclavos del Pecado, pero obedecieron de todo corazón a ese  modelo de doctrina al cual fueron-entregados, 18 y fueron-hechos-libres de la autoridad del Pecado, siendo-hechos-esclavos para la Justicia 19 (como humano les estoy-hablando a-causa-de la debilidad de la carne de ustedes); porque así-como presentaron sus ·miembros como esclavos de la impureza y la ilegalidad para andar en la ilegalidad, así-también ahora, presenten sus ·miembros como esclavos de la Justicia para andar en santidad.
20 Porque cuando eran esclavos del Pecado, eran libres de obedecer a la Justicia. 21 Pero en aquel-tiempo, ¿qué fruto tenían, por aquellas cosas de las cuales ahora se-avergüenzan? (porque el fin de aquellas cosas es muerte). 22 Mas ahora, habiendo-sido-librados de la autoridad del Pecado y habiendo-sido-hechos-esclavos para ·DIOS, el fruto que ustedes tienen es para andar en santidad y en el fin tendrán vida de-la-era futura. 23 Porque la paga del Pecado es muerte, pero el regalo de ·DIOS es vida de-la-era futura en Cristo Jesús, nuestro ·Señor.

La vida del Cuerpo de Cristo

7
 ¿O siguen-ignorando, hermanos (porque estoy-hablando a los que conocen la ley de DIOS), que la ley está-ejerciendo-señorío sobre el hombre durante el tiempo que está-viviendo? 2 Porque, por ejemplo, la mujer unida-a-hombre ha-sido-atada, por la ley, al marido, mientras éste vive, pero si el marido pereciera, ella ha-sido-librada de la ley del marido. 3 Por-lo-tanto, en-ese-caso, si pasara-a-ser de varón diferente mientras vive el marido, adúltera la llamará-DIOS; pero si pereciera el marido queda libre de la ley,  hasta el punto de que ella no va a ser considerada adúltera si llega-a-ser de varón diferente. 4 De-modo-que, hermanos míos, también ustedes fueron-matados para con la ley mediante el Cuerpo de ·Cristo, para que ustedes lleguen-a-ser de uno diferente, el que de-entre muertos fue-resucitado, para-que produzcamos-fruto para ·DIOS.
5 Porque cuando estábamos en la carne, los padecimientos de los pecados, los que se conocen mediante la ley, estaban-activos en nuestros ·miembros, resultando-en la producción-del-fruto de la Muerte. 6 Pero ahora sucede que fuimos-librados, separados de la ley de DIOS, pereciendo en cuanto a ésta, en la que éramos-retenidos, por-lo-tanto, pasamos a ser-esclavos en novedad de espíritu y NO en antigüedad de Escritura.

La acción del Pecado y sus efectos

La función de la ley: dar a conocer al Pecado

7 Entonces, ¿qué diremos al respecto? ¿Diremos que la ley de DIOS lleva hacia el pecado? ¡Ni pensarlo! Pero yo NO conocería el Pecado si no fuera mediante una ley de DIOS, Porque, asimismo, NO habría-comprendido que el deseo-intenso por ciertas cosas es pecado si la ley de DIOS no dijera: “NO desearás-intensamente...”. 8 Pero el Pecado, tomando punto-de-partida mediante el mandamiento, produjo en mí toda-clase de deseo-intenso por esas cosas. Porque separado-de la ley de DIOS el pecado está muerto.
9 Pero yo, en-un-tiempo, vivía separado de una ley de DIOS, pero cuando vino el mandamiento el Pecado revivió, mas yo morí. 10 Y yo hallé lo siguiente: el mandamiento, el que fue dado para obtener vida, éste mismo resultó-en muerte. 11 Porque el Pecado, tomando punto-de-partida mediante el mandamiento logró-engañarme y mediante éste me mató.
12 De-modo-que, ciertamente, la ley es santa y el mandamiento es santo y justo y benéfico. 13 Entonces, ¿lo benéfico llegó-a-ser portador de muerte para mí? ¡Ni pensarlo! Sino que es el Pecado el que está-produciendo muerte en mí mediante lo benéfico, de-este-modo es-puesto-en-evidencia como pecado, de-este-modo el Pecado llega-a-ser en exceso pecador mediante el mandamiento.

El conflicto interno: La ley de DIOS y la ley del Pecado

14 Porque hemos-comprendido que la ley es espiritual, pero yo soy carnal, he-sido-vendido bajo el Pecado. 15 Porque NO conozco lo que realizo, porque eso que deseo practicar, NO lo practico-continuamente, por-el-contrario, aquello que detesto, eso sigo-haciendo.
16 Pero si sigo-haciendo eso que NO deseo practicar, concuerdo: ¡la ley es buena! 17 Pero ahora ya-no soy yo el que estoy-realizando esto, sino el Pecado que habita en mi; 18 porque he-comprendido que la capacidad para hacer lo benéfico NO habita en mí, esto es, en mi ·carne, porque el desear hacer lo que es bueno continuamente-está-siendo-puesto-junto-a mí, pero el realizarlo NO, 19 porque NO estoy-haciendo lo benéfico que deseo practicar, por-el-contrario, continuamente-practico eso malo que NO deseo hacer. 20 Pero si [yo] estoy-haciendo eso que NO deseo, ya-no lo estoy-realizando yo mismo, sino el Pecado que habita en mi.
21 Por-lo-tanto estoy-hallando que la ley de DIOS me guía, ya que yo deseo hacer lo bueno, aunque lo malo continuamente-está-siendo-puesto-junto-a mí. 22 Porque me-estoy-deleitando-junto-con la ley de ·DIOS conforme opera en mí el hombre interior. 23 Pero estoy-observando una ley diferente en mis ·miembros, que está-combatiendo-contra la ley de DIOS que está en mi ·mente y me está-aprisionando. 24 En la ley del Pecado, la que está en mis ·miembros ¡Desdichado soy yo como hombre! ¿Quién me rescatará de este ·cuerpo de la muerte?
25 Pero ¡gracias a ·DIOS! porque mediante Jesucristo, nuestro ·Señor, he sido rescatado. Por-eso, entonces, yo mismo por-un-lado, en la mente, estoy-siendo-esclavo de la ley de DIOS, y-por-otro-lado, en la carne, estoy siendo esclavo de la ley de pecado.


El amor de DIOS y SU acción en nosotros por medio de Cristo

No hay condena para los que están en Cristo Jesús:
Libres de la ley del Pecado y la Muerte

8
 Por-lo-tanto, ahora no hay ninguna condena para los que están en Cristo Jesús. 2 Porque la ley del Espíritu de la vida, en Cristo Jesús, te libró de la ley del Pecado y la Muerte.

Lo que DIOS hizo y hace por nosotros por medio de Cristo

3 Porque para hacer lo que era imposible para la ley (en cuanto a que no-tenía-fuerza mediante la carne), ·DIOS comisionó a SU-propio ·Hijo en similitud de carne de pecado, y siendo ofrenda por el pecado, condenó al Pecado en la carne, 4 de-este-modo la paga por cumplir el justo-requerimiento de la ley de DIOS fue-completada en nosotros, los que no andamos según carne sino según espíritu.
5 Porque los que según carne están andando, dirigen-los-pensamientos hacia los requerimientos de la carne, pero los que están andando según espíritu, dirigen los pensamientos hacia los requerimientos del Espíritu. 6 Porque la dirección-de-los-pensamientos hacia la carne produce muerte, pero la dirección-de-los-pensamientos hacia el Espíritu produce vida y paz. 7 Por-eso, la dirección-de-los-pensamientos conforme a la carne produce enemistad para-con DIOS, porque la carne NO está-siendo-sometida-a la ley de DIOS, porque tampoco puede. 8 Por-eso los que están en carne NO pueden complacer a DIOS.
9 Pero ustedes NO están en carne sino en espíritu, ya-que el espíritu de DIOS habita en ustedes, y si alguno NO tiene espíritu de ungido, éste NO es de ÉL, 10 pero si Cristo está en ustedes, ciertamente el cuerpo está muerto a-causa-del pecado pero el espíritu tiene vida a-causa-de la justicia; 11 y si el espíritu del que levantó a ·Jesús de-entre los muertos habita en ustedes, EL que levantó a Cristo de-entre los muertos vivificará también los mortales cuerpos de ustedes mediante SU ·espíritu, que habita en ustedes.
12 Entonces, consecuentemente, hermanos, somos deudores, pero NO para con la carne para vivir según carne, 13 porque si viven según carne están-por perecer, pero si según espíritu matan las prácticas del cuerpo, vivirán; 14 porque cuantos son-guiados por el espíritu de Dios, éstos son hijos de DIOS. 15 Porque NO recibieron espíritu de esclavitud para nuevamente vivir con temor, sino que recibieron espíritu de adopción, en el-que exclamamos: “Abba, el PADRE”

La acción del Espíritu:Testifica que somos hijos de DIOS

16 El Espíritu mismo está-testificando-juntamente-con nuestro ·espíritu de que somos descendientes de DIOS, 17 y si somos descendientes de DIOS, también somos herederos. Por-un-lado somos herederos de DIOS, por-otro-lado somos coherederos de Cristo, y-como estamos-padeciendo-junto-con Él, entonces también seremos-glorificados-junto-con Él.

Los padecimientos y la gloria de los hijos de Dios junto con Cristo.

18 Porque considero que los padecimientos de la temporada presente NO son merecedores de la gloria que-está-por ser-revelada en nosotros, 19 porque la atenta-expectativa de la creación está-esperando-expectante la revelación de los hijos de ·DIOS 20 (porque la creación fue-sometida a la futilidad, NO voluntariamente sino a-causa-de aquél que la sometió) en la esperanza de 21 que también la creación misma será-hecha-libre, saliendo de la esclavitud de la corrupción para entrar en la libertad de la gloria de los descendientes de ·DIOS.
22 Porque hemos-comprendido que toda la creación gime-junto-con DIOS y sufre-dolor-expectante-junto-con DIOS hasta el presente. 23 Pero NO solo gime la creación, sino que también nosotros-mismos, los que tenemos la primera-porción del Espíritu, nosotros también, en nuestro-interior, estamos-gimiendo a causa de la adopción, esperando-expectantes la redención de nuestro ·cuerpo 24 (Porque en la esperanza fuimos-salvados, pero una esperanza que está-siendo-observada NO es esperanza, porque lo-que se está-observando ¿quién lo espera?, 25 pero cuando esperamos lo que NO estamos-observando, con paciencia lo esperamos-expectantes).

La acción del Espíritu: Nos ayuda y apela a Dios por nosotros

26 E igualmente también el Espíritu gime y nos ayuda en la debilidad, porque qué es lo que deberíamos orar, conforme a lo que es-necesario, NO lo comprendemos, pero el Espíritu mismo está-apelando-por nosotros, dando gemidos inexpresables. 27 Pero DIOS, EL que está-examinando los corazones comprende cuál es la dirección-de-los-pensamientos del Espíritu, porque Él, conforme a la voluntad de DIOS está-apelando a DIOS por los santos. 28 Y hemos-comprendido que a los que están-amando a ·DIOS en todas las cosas Él les está-colaborando para lo benéfico, a los que con un propósito son llamados.

Lo que DIOS hizo y hará por nosotros por medio de Cristo

29 Porque a quienes DIOS conoció-con-anterioridad, también designó-con-anterioridad como semejantes a la imagen de SU ·Hijo, para que Él sea primogénito entre muchos hermanos. 30 Y a quienes designó-con-anterioridad, a éstos también llamó; y a quienes llamó, a éstos también trató-como-justos; más-aún, a quienes trató-como-justos, a éstos también glorificó.
31 Entonces, ¿qué diremos ante estas cosas? Si ·DIOS está a-favor de nosotros ¿Quién podrá contra nosotros? 32 Ciertamente, QUIEN NO reservó a SU-propio ·Hijo, sino que por todos nosotros lo entregó ¿Cómo NO nos regalará también, con Él, todas las cosas?

No hay condena contra los elegidos de Dios:
Nada nos podrá separar del amor de Dios

33 ¿Quién presentará-cargos contra los elegidos de DIOS? ¿DIOS, EL que nos está-tratando-como-justos? 34 ¿Quien es el que condenará? ¿Cristo [Jesús], el que murió, y-aún más, el que fue-resucitado, Quien también está a la derecha de ·DIOS, Quien también está-apelando a DIOS por nosotros? 35 ¿Qué nos separará del amor de ·Cristo? ¿Opresión, o estrechez, o persecución, o escasez-de-alimentos, o falta-de-vestimenta, o peligro, o espada? 36 (como ha-sido-escrito: “Por tu causa estamos-siendo-matados todo el día, fuimos considerados como ovejas de matanza”).
37 Mas, en todas estas cosas, somos-en-exceso-vencedores mediante el que nos amó. 38 Porque he-sido-persuadido de que ni muerte, ni vida, ni mensajeros, ni principales, ni los que ya-han-llegado, ni los que están-por-ser, ni poderes, 39 ni altura, ni profundidad, ni ninguna creación diferente nos podrá separar del amor de ·DIOS, el que manifiesta en Cristo Jesús, nuestro ·Señor.

La buena noticia:
Justificación y salvación basada en fe y no en obras

Tristeza por los Israelitas y deseo de salvación por ellos

9
Verdad estoy-diciendo en Cristo, NO estoy-mintiendo, mi conciencia está-testificando-juntamente conmigo (en espíritu santo) 2 de que tengo gran tristeza y hay una incesante angustia en mi ·corazón. 3 Ya-que, si pudiera, oraría para yo mismo ser condenado-a-destrucción, separado-de ·Cristo, en-lugar-de mis ·hermanos, mis ·familiares según carne. 4 Me refiero a quienes son israelitas, que son a quienes se les habló de la adopción y la gloria y los pactos y el establecimiento-de-la-ley y el servicio-de-adoración y las promesas, 5 de Quienes son los padres y de quienes salió el Cristo, el que es según carne (¡El que es sobre todos, DIOS, es bendito durante las eras, amén!)

El verdadero Israel y los verdaderos descendientes de DIOS

6 Pero NO sucede tal-como algunos piensan, que ha-caído la palabra de ·DIOS, porque NO todos éstos, los que salen de Israel según carne, son considerados por DIOS como “Israel”; 7 ni porque son simiente física de Abraham son todos considerados como descendientes de DIOS, sino que: “en Isaac te será-llamada simiente”.
8 Esto significa que éstos, los descendientes de la carne, NO son descendientes de ·DIOS, sino que los descendientes de la promesa son los que son-considerados como simiente 9 (Porque éste es el mensaje que hay detrás de esa promesa: “en ésta ·temporada vendré y habrá un hijo en ·Sara”).
10 Pero NO sólo en ellos se aplica esto, sino también en Rebeca, que tuvo hijos de uno-solo, habiendo-estado en el lecho sólo con Isaac, nuestro ·padre. 11 Porque cuando sus hijos aún-no habían-sido-dados-a-luz, ni-tampoco habían-practicado algo benéfico o algo vil, para-que el propósito de ·DIOS siga-siendo según una elección de fe, dando vida no desde obras sino desde fe en el que está-llamando, 12 le fue-dicho que: “el mayor será-esclavo del menor” 13 (como ha-sido-escrito: a ·Jacob amé, pero a ·Esaú detesté”).

El plan de DIOS para dar a conocer la riqueza de SU gloria

14 Entonces ¿qué diremos? ¿Acaso hay injusticia con ·DIOS? ¡No! ¡Ni pensarlo! 15 Porque a ·Moisés está-diciendo: “seré-misericordioso con quien sea-misericordioso y seré-compasivo con quien sea-compasivo”. 16 Entonces, consecuentemente, el cumplimiento de la promesa NO depende del que desea, ni del que corre, sino del que hace-misericordia: DIOS. 17 Porque dice la Escritura al Faraón que: “Para esto mismo te levanté, a-fin-de demostrar en ti mi ·poder y para-que sea-anunciado mi ·nombre en toda la tierra”.
18 Por-lo-tanto, consecuentemente, está-haciendo-misericordia a quien desea, y está-endureciendo a quien desea. 19 Entonces me dirás: ¿Por-qué todavía está-señalando-la-falta? Porque: ¿quién se-ha-opuesto a SU ·voluntad? 20 ¡Oh hombre!, ciertamente, ¿quién eres tú (me refiero al que está-contradiciendo a ·DIOS)? ¿Dirá lo formado al que lo formó: “¿Por-qué me hiciste así?” ¡No! 21 ¿O NO tiene autoridad el alfarero sobre el barro para hacer, partiendo de la misma masa, por-un-lado este recipiente para honor y, por otro lado, este otro recipiente para deshonor? 22 Pero ¿que pasa si ·DIOS, aunque desea demostrar la ira y dar-a-conocer lo poderoso que es ÉL, soportó, con mucho temple, a los recipientes de ira que han-llegado-a-estar-en-condiciones para destrucción? 23 Y ¿que pasa si DIOS hizo esto para-que fuera-dada-a-conocer la riqueza de SU ·gloria sobre los recipientes de misericordia, a quienes previamente-preparó para gloria, 24 a quienes también llamó, o sea, a nosotros, NO sólo de-entre judíos sino también de-entre las demás etnias? 25 Como también está-diciendo en el libro de Oseas: “llamaré ‘MI pueblo’ al que NO es MI pueblo y ‘amada’ a la que NO ha-sido-amada... 26 Y será que en el lugar en el-cual fue-dicho a ellos: ‘ustedes NO son MI pueblo’, allí serán-llamados hijos de un DIOS que-vive”.

Promesas de salvación en cuanto a los israelitas

27 Pero Isaías exclama a Israel: “Aunque el número de los hijos de Israel sea como la arena del mar, la parte-restante será-salvada”. 28Porque SU  palabra, finalizándola y acortando-el-tiempo, hará cumplir el SEÑOR, sobre la Tierra”. 29 Y sucede tal-como previamente-ha-dicho Isaías: “si el Señor de Ejércitos no nos dejaba simiente, como Sodoma habríamos-llegado-a-ser y a Gomorra habríamos-sido-hecho-semejantes”.

Israel no alcanzó la justicia de DIOS, pero las demás etnias sí

30 Entonces, ¿qué diremos al respecto? Porque el resto de las etnias, las que no estaban persiguiendo una justicia, alcanzaron justicia, pero esa justicia es la que se recibe desde fe. 31 Pero Israel, persiguiendo una ley de justicia NO llegó hasta esa ley 32 ¿Por qué? Porque NO vivían desde fe, sino como si pudiesen alcanzar la justicia desde obras. Golpearon-contra la piedra del golpe, 33 tal-como ha-sido-escrito: “¡Mira-aquí!, estoy-poniendo en Sión piedra de golpe y roca de trampa, y el que está-creyendo en ésta NO será-avergonzado”.
10
Hermanos, ciertamente la buena-intención de mi ·corazón y el pedido que hago a ·DIOS es a-favor de ellos, para salvación. 2 Porque testifico sobre ellos que tienen cierto celo por DIOS, pero este celo NO es conforme-a un conocimiento-correcto de la verdad. 3 Porque ignorando la justicia provista por ·DIOS y buscando establecer la propia [justicia], NO fueron-sometidos a la justicia de ·DIOS. 4 Porque el objetivo de la ley de DIOS es guiar hacia Cristo para que la justicia sea otorgada a todo el que cree.

Justicia y salvación a través de una declaración de fe

5 Porque Moisés escribe acerca de la justicia, la que se obtiene desde [la] ley, que el hombre, haciendo estas cosas, vivirá en éstas. 6 Pero la justicia que se obtiene desde fe dice así: “no digas en tu ·corazón: ¿quién subirá hasta el cielo? (esto es, para traer-abajo a un Cristo); 7 “o: ¿quién descenderá hasta el abismo?” (esto es, para de-entre muertos traer-arriba un Cristo). 8 Pero ¿qué dice?: “Cerca de tí está la declaración, en tu ·boca y en tu ·corazón”. ¡Ésta es la declaración de la fe que estamos-proclamando!
9 Porque si en tu ·boca dijeres-con-franqueza: “Señor Jesús” y en tu ·corazón creyeras que ·DIOS lo resucitó de-entre muertos serás-salvado, 10 porque la declaración de la fe con el corazón es-creída para obtener justicia pero con la boca es-dicha-con-franqueza para obtener salvación.
11 Porque la Escritura dice que todo el que está-creyendo en Él NO será-avergonzado. 12 Porque NO hay diferencia entre judíos y griegos, porque el mismo Señor de todos tiene-abundancia de salvación para todos los que llaman-sobre Él. 13 Porque: “todo aquél que llame-sobre el nombre del SEÑOR será-salvado”.
14 ¿Cómo, entonces, llamarán-sobre Aquél a Quien NO creyeron? ¿Y cómo creerán de Quien no oyeron? ¿Y cómo oirán separados-de alguno que esté-proclamando la declaración de fe? 15 ¿Y cómo proclamarán si no fueren-enviados? Como ha-sido-escrito: “¡Qué oportunos los pies de los que están-contando-la-buena-noticia de [las] cosas benéficas!”. 16 Sin-embargo, NO todos obedecieron a la buena-noticia porque Isaías está-diciendo: “SEÑOR ¿quién creyó nuestro anuncio?” 17 Por-lo-tanto la fe para obtener justicia y salvación es en-base-a un anuncio, pero el anuncio surge efecto mediante una declaración acerca de Cristo.
18 Entonces digo: “¿No oyeron?” ¡Sí! Es-más: “hacia toda la tierra salió la voz de ellos y hacia los límites del mundo-habitado SUS ·declaraciones”. 19 Pero otra vez digo: ¿no conoció estas cosas Israel? ¡Sí!, porque, primero, Moisés dice: “yo les provocaré-celos de aquellos que NO son mis etnias, contra etnias sin-entendimiento espiritual les provocaré-ira”. 20 E Isaías, es-muy-audaz, y dice: “Fui-hallado por los que no me estaban-buscando, me-hice manifiesto entre los que no estaban-preguntando por mí”, 21 pero en-cuanto-a Israel está-diciendo: “Todo el día extendí mis ·manos a un pueblo que se-rehúsa-a-ser-persuadido y que contradice”.

Israel no obtuvo la justicia de DIOS, pero la elección sí

11
Entonces digo: “¿Acaso expulsó ·DIOS a SU ·pueblo?” ¡No! ¡Ni pensarlo! Porque también yo soy israelita, nacido desde la simiente de Abraham, de la tribu de Benjamín. 2 NO expulsó ·DIOS a SU ·pueblo, al que conoció-con-anterioridad ¿O ustedes NO han-comprendido lo que dice la Escritura en el relato sobre Elías, de cómo apela a ·DIOS contra ·Israel 3 diciendo al SEÑOR: “mataron a tus ·profetas”... “demolieron tus ·altares”... “y-yo solo fui-preservado, y están-buscando mi ·alma”? 4 Pero, ¿qué le dice la respuesta-de-DIOS? “Guardé para-mí siete-mil hombres que NO doblaron rodilla para adorar a ·Baal”. 5 Entonces, consecuentemente, también en la presente temporada ha-llegado-a-existir un remanente según una elección de gracia; 6 pero si es en gracia ya-NO es desde obras, de-otro-modo la gracia ya-NO llega-a-ser gracia.
7 ¿Entonces qué? Esto que Israel está-buscando-con-esmero NO lo obtuvo, aunque la elección sí lo obtuvo. Pero los demás fueron-endurecidos, 8 como ha-sido-escrito: “·DIOS les dio espíritu afectado por un letargo”... “ojos en el estado de no poder observar y oídos en el estado de no poder oír hasta el día de hoy”; 9 y David dice: “Llegue-a-ser su ·mesa para trampa-de-captura” y para “red” y para “trampa” y para “retribución de-ellos”; 10 “sean-oscurecidos sus ·ojos, quedando en el estado de no poder observar y su ·espalda en todo momento doblégales”.

La falla de Israel y su consecuencia:
La reconciliación para el resto del mundo

11 Digo entonces “¿Acaso tropezaron los israelitas de-tal-modo-que cayeran de la gracia?” ¡No! ¡Ni pensarlo! Pero a causa de su ·infracción vino la salvación a las demás etnias, con el propósito de provocar-celos en ellos.12 Pero si la infracción de-ellos trajo riqueza al resto del mundo y el fracaso de-ellos trajo riqueza a las otras etnias ¿cuánto más traerá la plenitud de-ellos?
13 Pero digo a ustedes, las otras etnias, por cuanto yo, ciertamente y en-consecuencia, soy apóstol a las otras etnias, mi ·tarea-asignada glorifico, 14 por si de-algún-modo provocare-celos a los de mi ·carne y salvare a algunos de ellos. 15 Porque si el rechazo de-ellos trajo reconciliación al resto del mundo ¿qué traerá la admisión de ellos si no vida de-entre los muertos?
Analogía con el árbol de olivo

16 Ya-que si la primera-porción es santa también la masa lo es, y si la raíz es santa también las ramas lo son. 17 Mas si algunas de las ramas fueron-quebradas y tú, siendo olivo-silvestre, fuiste-injertado en ellas y llegaste-a-ser copartícipe de la raíz de la gordura del olivo, no sigas-exaltándote-contra las ramas. 18 Pero si sigues-exaltándote-contra las ramas, ten en cuenta que tú NO estás-haciendo-crecer a la raíz, sino-que la raíz te está haciendo crecer a ti. 19 Entonces dirás: “fueron-quebradas algunas ramas para-que yo fuera-injertado”. 20 ¡Bien pensado! Porque a causa de la incredulidad que tuvieron fueron-quebradas, pero tú estás-en-pie por la fe que tienes, así que no sigas-dirigiendo-tus-pensamientos hacia lugares altos, sino respeta su condición. 21 Porque si ·DIOS NO preservó a las ramas que están allí por naturaleza, tampoco a ti te preservará.
22 Entonces: mira la benevolencia y severidad de DIOS. Por-un-lado puedes ver severidad sobre las ramas que cayeron, pero sobre ti puedes ver la benevolencia de DIOS, si permanecieres en la benevolencia, ya-que si no lo haces, también tú serás-cortado. 23 Pero también-aquellas ramas serán-injertadas si no permanecieren en la incredulidad, porque poderoso es ·DIOS para nuevamente injertar esas ramas, 24 porque si tú fuiste-cortado desde el que por naturaleza es un olivo-silvestre y, en un acto contra naturaleza, fuiste-injertado en un buen-olivo ¿Cuánto más lógico es pensar que aquellas ramas que estaban allí por naturaleza serán-injertadas en el propio olivo?

El secreto espiritual:
La falla de Israel y su consecuencia: misericordia para todos

25 Porque NO deseo que ustedes sigan-ignorando, hermanos, este ·secreto-espiritual, para-que no sean pensantes [delante-de] ustedes-mismos: que ha-sobrevenido una dureza a cierta parte del pueblo de Israel hasta que entre la plenitud de las otras etnias; 26 y entonces todo Israel será-salvado, como ha-sido-escrito, que “desde Sión vendrá el que rescata, quien alejará las irreverencias que-salen-de Jacob”... 27 y “éste será el pacto de-parte mía para con ellos... cuando quite sus ·pecados”.
28 Por-un-lado, conforme-a la buena-noticia los israelitas son enemigos de DIOS a-causa-de ustedes, pero conforme-a la elección son amados a-causa-de los padres, 29 porque sin-arrepentimiento son otorgados los regalos y el llamamiento de ·DIOS. 30 Pero así-como ustedes en-un-tiempo rehusaron-ser-persuadidos por ·DIOS, mas ahora recibieron-misericordia por el rechazo-a-ser-persuadidos que ellos manifestaron, 31 del-mismo-modo, también ellos ahora rehusaron-ser-persuadidos a causa de la misericordia de DIOS para con ustedes, para-que [ahora] también ellos-mismos reciban-misericordia. 32 Porque ·DIOS encerró-juntos a ·todos en una situación de rechazo-a-ser-persuadidos para así ser-misericordioso con ·todos.
33 ¡Oh cuánta profundidad hay en la riqueza y sabiduría y conocimiento de DIOS! ¡Cuán insondables son SUS ·juicios e indetectables SUS ·caminos! 34 Porque: ¿Quién conoció la mente del SEÑOR? o ¿Quién llegó-a-ser SU asesor? 35 o ¿Quién le dio-previamente algo a ÉL, y por eso será-retribuido por ÉL? 36 Porque todas las cosas parten desde ÉL y pasan por ÉL y van hacia ÉL. ¡En ÉL está la gloria durante las eras! ¡Amén!






EXHORTACIÓN PRÁCTICA

Las responsabilidades del cristiano

Responsabilidades del cristiano para con Dios:
Presentarse como sacrificio vivo para ser transformado

12
 Por-lo-tanto los exhorto, hermanos, a que mediante las compasiones de ·DIOS, se dispongan a presentar sus ·cuerpos en sacrificio que-vive, santo, complaciente a ·DIOS, este es el servicio-de-adoración lógico que se requiere de ustedes; 2 y no sigan-amoldándose a esta ·era, sino sean-transformados con la renovación de la mente, para que, así, ustedes lleguen a comprobar cómo es el deseo de ·DIOS, el cual es benéfico y complaciente y completo.

La responsabilidad del cristiano con respecto a sí mismo:
Dirigir los pensamientos de modo sano hacia la propia función


3 Porque digo ahora, mediante la gracia, la que me ha-sido-dada, que todo el que está entre ustedes no debe dirigir-los-pensamientos-en-exceso, más-allá-de lo que es-necesario dirigir-los-pensamientos, sino que debe dirigir-los-pensamientos de-modo-de llegar al punto de dirigir-los-pensamientos-de-forma-sana, cada-uno conforme a la medida de fe que ·DIOS repartió.
4 Porque así-como en un cuerpo tenemos muchos miembros, pero NO todos los miembros tienen la misma práctica, 5 del-mismo-modo, los muchos somos un Cuerpo en Cristo y, en lo que a cada uno respecta, somos miembros unos-de-otros. 6 Pero teniendo regalos que, según la gracia, la que nos fue-dada, son diferentes; si el regalo es una profecía: profeticen según la proporción de la fe que les fue dada; 7 si es una tarea-asignada: concéntrese en esa tarea-asignada; si es el que está-enseñando: concéntrese en la enseñanza; 8 si es el que está-exhortando: concéntrese en la exhortación; el que está-compartiendo: concéntrese en hacerlo con sinceridad; el que está-dirigiendo: concéntrese en hacerlo con eficiencia; el que hace-misericordia: concéntrese en hacerlo con alegría.

Responsabilidades del cristiano para con otros cristianos:
Conducirse en amor unos a otros

9 Que el amor sea practicado sin-hipocresía, detestando lo maligno, adhiriéndose a lo benigno; 10 que el afecto-de-hermanos sea practicado de-modo-que lleguen a ser unos-por-otros queridos-con-afecto-de-amigos-y-amor-de-familia. En cuanto al honor: adelantándose-para-guiar unos-a-otros; 11 en cuanto a la eficiencia: no sean pusilánimes, sino estén-hirviendo para el Espíritu, siendo-esclavos para el Señor, 12 regocijándose en la esperanza; siendo-pacientes ante la opresión; apegándose-a la oración, 13 participando en las necesidades de los santos, persiguiendo el afecto-por-los-invitados.

Responsabilidades del cristiano para con los que no son cristianos:
Vencer lo que es malo con aquello que es benigno

14 Bendigan a los que [los] persiguen, bendigan y no maldigan. 15 Se deben regocijar con los que se regocijan y llorar con los que lloran, 16 del mismo modo dirigiendo-los-pensamientos unos para-con otros; no dirigiendo-los-pensamientos hacia los altos, sino siendo-llevados-junto-con los bajos. No lleguen-a-ser pensantes con-respecto-al beneficio propio.
17 A nadie retribuyan con algo malo a-cambio-de algo malo, premediten hacer cosas buenas ante todos los hombres; 18 si es posible, en lo que depende de ustedes, estén-en-paz con todos los hombres.
19 No apliquen-justicia ustedes-mismos, amados, sino den lugar a la ira de DIOS, porque ha-sido-escrito: “Mía es la aplicación-de-justicia, YO retribuiré… dice el SEÑOR”; 20 más-bien: “si tu ·enemigo tuviere-hambre: lo alimentas-con-bocados, si tuviere-sed: le das-de-beber; porque, haciendo esto, brasas de fuego acumularás sobre su ·cabeza”.
21 En conclusión: no seas-vencido por lo que es malo, más-bien vence lo que es malo con aquello que es benigno.

Responsabilidades del cristiano para con las autoridades:
Someterse

13
 Toda alma sea-sometida a las autoridades que-están-por-encima, porque NO existe autoridad sino por acción de DIOS, y las que existen, están allí porque por acción de DIOS han-sido-ordenadas. 2 De-modo-que el que se-resiste a la autoridad, se-ha-opuesto a la ordenanza de ·DIOS, y los que se-han-estado-oponiendo recibirán juicio en sí-mismos.
3 Porque los gobernantes NO están para infundir temor por la obra benéfica, sino por la obra mala; así-que, ¿deseas no temer a la autoridad? Entonces haz lo benéfico y tendrás alabanza de ésta. 4 Porque el que tiene autoridad es un servidor de DIOS para ti, para que se haga lo benéfico; pero si habitualmente-haces lo malo teme, porque NO en-vano lleva-consigo la espada, porque es un servidor de DIOS, un justiciero para aplicar ira sobre el que está-practicando lo malo. 5 Por-tanto hay una necesidad de ser-sometidos a la autoridad, NO solo a-causa-de la ira sino también a-causa-de la conciencia. 6 Porque por esto también ustedes están-cumpliendo con el pago de los tributos, porque es funcionario de DIOS, que está-adhiriéndose a esto mismo.

Responsabilidades del cristiano para con las personas en general:
Andar en amor

7 A todos retribuyan las deudas, al que deban dar el tributo, retribuyan con el tributo, al que deban dar el impuesto, retribuyan con el impuesto, al que deban mostrar el temor, retribuyan mostrando el temor, al que deban dar el honor, retribuyan con el honor. 8 A nadie deban nada si no el amar unos-a-otros, porque el que está-amando al que es diferente ha-completado la ley 9 (porque el mandamiento: “NO adulterarás”; “NO asesinarás”; “NO robarás”; “NO desearás-intensamente...”; y si hay algún mandamiento diferente que quieran agregar a la lista, en esta ·declaración es-unificada [en el]: “amarás al cercano a-ti como a-ti-mismo” 10 y como el amor NO se-ocupa-en-hacer lo malo al cercano, entonces la plenitud de la ley de DIOS es el amor).

Responsabilidades del cristiano con respecto a sí mismo:
Vestirse del Señor Jesucristo

11 Y esto háganlo sabiendo cuál es la temporada en que están viviendo, ya-que ahora es la hora de que ustedes sean-despertados del sueño, porque en el presente la salvación final  está más cerca nuestro que cuando creímos para recibirla. 12 La noche avanzó, pero el día se-ha-acercado, así-que quitémonos-de-encima las obras de la oscuridad, [pero] vistámonos con los implementos de la LUZ; 13 andemos como en el día, correctamente, no participando de fiestas-descontroladas y borracheras, no participando de promiscuidades-sexuales y comportamientos-carentes-de-restricción-moral, no generando contienda y teniendo celos, 14 por-el-contrario, vístanse del Señor Jesucristo y no sigan-haciendo premeditación sobre cómo suplir los deseos-intensos de la carne.

Responsabilidades del cristiano para con otros cristianos:
No juzgar ni despreciar a otro cristiano sino buscar su edificación

14
 Pero al que está-débil en la fe acérquenlo-a-ustedes, pero no para exponer los discernimientos que hacen sobre sus razonamientos.
2 Uno que es maduro, por-un-lado, cree que tiene permitido comer toda-clase-de alimentos, pero el que está-débil en la fe sólo come vegetales. 3 El que suele-comer, no desprecie al que no suele-comer, pero el que no suele-comer, no juzgue al que suele-comer, porque ·DIOS a este-mismo acercó-hacia-SÍ-MISMO.
4 ¿Tú quién eres? Pregunto al que está-juzgando al sirviente-doméstico ajeno. Él para el propio Señor se-para-firme o cae, pero será-afirmado, porque el Señor tiene-poder para afirmarlo.
5 [Porque] hay quien, por-un-lado, juzga un día como siendo mejor que otro día, y-por-otro-lado, hay quien juzga que todo tipo de día es de igual valor, cada-uno sea-llevado-a-la-plenitud de entendimiento en su ·propia mente. 6 El que dirige-los-pensamientos de modo especial con respecto al día, para el Señor está-dirigiendo-los-pensamientos de ese modo; y el que come algo en particular, para el Señor está-comiendo aquello, porque agradece a ·DIOS; y el que no come algo, para el Señor NO lo está-comiendo y agradece a ·DIOS. 7 Porque ninguno de nosotros está-viviendo para sí, y ninguno de nosotros está-pereciendo para sí. 8 Así-que, entonces, si vivimos, para el Señor estamos-viviendo y si perecemos, para el Señor estamos-pereciendo. Entonces, ya-sea que vivamos, ya-sea que perezcamos, del Señor somos, 9 porque para esto Cristo pereció y ahora vive: para ejercer-señorío tanto de muertos como también de aquellos que están-vivos.
 10 Pero tú: ¿por-qué estás-juzgando a tu ·hermano?; o también tú: ¿por-qué estás-despreciando a tu ·hermano? Porque recuerden que todos nos-presentaremos ante el estrado de ·DIOS; 11 ya-que ha-sido-escrito: “vivo yo (dice el SEÑOR), que ante se doblará toda rodilla, y toda lengua en-voz-alta-dirá-con-franqueza: ‘éste es el verdadero DIOS’”.
12 Por-lo-tanto [consecuentemente] cada-uno de nosotros dará una declaración con-respecto-a sí-mismo [ante ·DIOS], 13 así que ya-no sigamos-juzgándonos unos-a-otros, sino, mejor, juzguen esto: el no poner piedra de golpe al hermano, ni trampa.
14 He-comprendido y he-sido-persuadido en el Señor Jesús que nada es impuro por sí-mismo, si no que para el que está-considerando que  algo es impuro, para esa persona eso es impuro. 15 Pero si por una comida tu ·hermano es-entristecido, ya-no estás-andando conforme a un estándar de amor. ¡No arruines, con tu ·comida, a aquél en-favor-de quien Cristo pereció! 16 Por-lo-tanto, que lo benigno no sea-difamado a causa de ustedes.
17 Porque en el reino de ·DIOS NO es primordial la comida y la bebida sino la justicia y la paz y el gozo en espíritu santo 18 y el que en este ámbito está-actuando-como-esclavo de ·Cristo es complaciente para con ·DIOS y será aprobado por los hombres. 19 Por-lo-tanto, consecuentemente, persigamos las cosas que contribuyen a la paz y las cosas que producen la edificación, la de unos por otros.
20 No sigas-derribando la obra de ·DIOS a-causa-de una comida. Ciertamente todas las cosas están limpias, pero es malo que el hombre coloque un obstáculo de golpe por-medio-de lo que está comiendo. 21 Bueno es el no comer carne-de-animal, ni beber vino, ni hacer alguna otra cosa con que tu ·hermano se-esté-golpeando.
22 Tú [que] tienes fe, según tú-mismo, tenla delante-de ·DIOS. ¡Feliz el que no se está-juzgando a sí-mismo en aquello que aprueba! 23 Pero el que está-dividido en la mente, si comiere, ha-sido-condenado, ya-que NO actúa desde fe, porque todas las cosas que NO se hacen desde fe son pecado.
15
 Pero nosotros, los fuertes en cuanto a la fe, debemos sobrellevar las debilidades de los faltos-de-fuerza en cuanto a la fe y no complacernos a nosotros-mismos; 2 cada-uno de nosotros complazca al cercano, con-mira-en lo que es benéfico, con-el-fin-de generar edificación.
3 Porque incluso ·Cristo NO se complació a sí-mismo, sino que sucedió como ha-sido-escrito: “los agravios-verbales de los que te estaban-agraviando-verbalmente cayeron sobre mí”. 4 Porque cada cosa que fue-escrita-con-anterioridad, fue-escrita para nuestra enseñanza, con-el-fin-de que, mediante la paciencia y mediante la exhortación de las Escrituras, mantengamos la esperanza.

CONCLUSIÓN

El anuncio de la buena noticia de Dios

Propósito de Pablo en su carta y su obra:
Contar la buena noticia acerca de Cristo

5 Pero mi deseo es que  el DIOS de la paciencia y la exhortación, les dé lo necesario para llegar a tener la misma forma de dirigir-los-pensamientos unos para-con otros conforme al patrón dejado por Cristo Jesús, 6 para-que unánimes, en una-sola boca, glorifiquen al DIOS y PADRE de nuestro Señor Jesucristo. 7 Por-lo-tanto, acerquen-hacia-ustedes unos-a-otros, así-como también el Cristo los acercó-hacia-Sí-mismo para gloria de ·DIOS.
8 Porque lo que digo es esto: Cristo llegó-a-ser servidor de la circuncisión, a-favor-de la verdad de DIOS, con el fin de ratificar las promesas hechas a los padres, 9 pero para con el resto de las etnias llegó a ser servidor a-favor-de la misericordia, para glorificar a ·DIOS. Como ha-sido-escrito: “por esto abiertamente-hablaré-con-franqueza sobre TI entre las demás etnias, y de TU ·nombre cantaré-con-acompañamiento”; 10 y nuevamente dice: “alégrense etnias junto-con SU ·pueblo”; 11 y nuevamente dice: “alaben todas las etnias al Señor y sobre-alábenle todos los pueblos”; 12 y nuevamente dice Isaías: “será la raíz de ·Isaí y el que se-levanta para gobernar a todas las etnias…en Él esperarán las etnias”.
13 Pero mi deseo es que el DIOS de la esperanza los llene de todo gozo y paz en el creer, con el fin de que ustedes abunden en la esperanza, en el poder del espíritu santo. 14 Ya-que he-sido-persuadido, hermanos míos, también yo mismo, con-respecto-a ustedes, que también ustedes están repletos de benignidad, habiendo-sido-llenados de todo [el] conocimiento, siendo-capaces de amonestarse unos-a-otros. 15 Pero atrevidamente les escribí, en cierta parte, como para  recordarles-nuevamente algunas cosas, a-causa-de la gracia (la que me ha sido dada por ·DIOS, 16 para que yo sea funcionario de Cristo Jesús para las etnias, trabajando-en-el-templo espiritual con la buena-noticia de ·DIOS, para-que la ofrenda de las etnias llegue-a-ser bienvenida, habiendo-sido-santificada en espíritu santo).
17 Por-lo-tanto, tengo [el] orgullo en Cristo Jesús, en las cosas respecto-a ·DIOS. 18 Porque NO me atreveré a hablar de alguna cosa que NO realizó Cristo mediante mí (para llevar a la obediencia a las etnias) en palabra y obra, 19 con poder de señales y maravillas, con el poder del espíritu [de DIOS], de-modo-que yo, desde Jerusalén y en un circuito hasta el pueblo de Ilírico, logré llenar todo con la buena-noticia acerca de ·Cristo.
20 Y es así que lo que estimo-como-honorable-y-procuro-hacer es contar-la-buena-noticia, pero NO donde Cristo fue-nombrado, para no estar-edificando sobre un fundamento de-otro predicador, 21 sino como ha-sido-escrito: “quienes NO recibieron-información acerca-de Él, verán y quienes NO han oído acerca de Él, entenderán”.

Proyecto y propósito de Pablo de visitarlos

22 Y por-esta-razón fui-impedido ·muchas veces de ·ir a ustedes, 23 pero ahora, ya-no teniendo lugar donde contar la buena noticia en estas ·regiones, pero teniendo profundo-deseo de ·ir con ustedes, desde hace muchos años, 24 los visitaré cuando viaje a ·España (porque espero pasar a verlos y ser-acompañado por ustedes mientras paso por allí, si-acaso de ustedes primero soy-saciado en parte).
25 Pero ahora viajo hacia Jerusalén, sirviendo a los santos,26 porque a Macedonia y a Acaya les-agradó el hacer alguna participación para los pobres de entre los santos, (de los que están en Jerusalén). 27 Porque tuvieron-placer y son deudores de ellos (porque si las etnias no judías participaron de los asuntos espirituales de ellos, también deben servir-regularmente en los asuntos carnales). 28 Entonces una vez que haya cumplido con esto y que haya sellado este ·fruto, me alejaré de aquí y pasaré por ustedes, al ir a España.
29 Pero he-comprendido que cuando esté  yendo a ustedes, con plenitud de bendición de Cristo iré, 30 pero los exhorto [hermanos], mediante nuestro ·Señor Jesucristo, y mediante el amor del Espíritu, a luchar-junto conmigo en las oraciones por mí delante-de ·DIOS, 31 para-que sea-rescatado de los que rehúsan-ser-persuadidos en ·Judea y para que mi ·tarea-asignada, la que es para Jerusalén, llegue-a-ser bienvenida por los santos, 32 para que, yendo con gozo a ustedes mediante el deseo de DIOS, descanse-junto-con ustedes. 33 Y el DIOS de la paz estará con todos ustedes ¡Amén!

PALABRAS FINALES

Recomendaciones y advertencias

Ejemplos de servicio en Cristo Jesús

16
 Y les recomiendo a Febe, nuestra ·hermana, que es [también] servidora de la congregación, la que está en Cencreas, 2 para-que la acepten en el Señor como-corresponde a los santos y se presenten ante ella en cualquier asunto en que necesite de ustedes, porque también ella se-ha-vuelto protectora de muchos, ¡también de mí mismo!
3 Saluden a Prisca y a Aquila, mis ·colaboradores en Cristo Jesús, 4 quienes por mi ·alma pusieron-debajo de la espada su-propio cuello, a ellos NO sólo les agradezco yo, sino también todas las congregaciones de las etnias no judías; 5 también saluden a la congregación que está en su casa. Saluden a Epeneto, mi ·amado, quien es la primera-porción para Cristo de la congregación que está en Asia. 6 Saluden a María, quien muchas veces trabajó-duro para ustedes. 7 Saluden a Andrónico y a Junia, mis ·familiares y co-prisioneros conmigo, quienes son sobresalientes entre los apóstoles, quienes también han-llegado-a-estar en Cristo antes-que yo. 8 Saluden a Ampliato, mi ·amado en el Señor. 9 Saluden a Urbano, nuestro ·colaborador en Cristo y a Estaquis, mi ·amado. 10 Saluden a Apeles, el aprobado en Cristo. Saluden a los hermanos de-entre los de Aristóbulo. 11 Saluden a Herodión, mi ·familiar. Saluden a los hermanos de-entre los de Narciso, los que están en el Señor. 12 Saluden a Trifena y Trifosa, los cuales están-trabajando-duro en el Señor. Saluden a Pérsida, la amada, quien muchas veces trabajó-duro en el Señor. 13 Saluden a Rufo, el elegido en el Señor y saluden a su ·madre y también mía. 14 Saluden a Asíncrito, Fregonte, Hermes, Patrobas, Hermas y a los hermanos que están con ellos. 15 Saluden a Filólogo y a Julia, a Nereo y a su ·hermana, también a Olimpas y a todos los hermanos que están con ellos. 16 Salúdense unos-a-otros con beso santo. Los saludan todas las congregaciones de ·Cristo.

Exhortación a estar atentos contra los que causan disensiones

17 Pero los exhorto, hermanos a mirar-atentamente a los que están-causando las disensiones y las trampas (llevándolos al-costado-de la doctrina que ustedes aprendieron) y apártense de ellos. 18 Porque los tales NO son-esclavos de nuestro ·Señor Cristo sino del propio vientre y mediante una conversación-interesante y una bendición logran-engañar a los corazones de los desprevenidos. 19 Porque la obediencia de ustedes alcanzó a todos, por-eso me-regocijo en ustedes, mas deseo que ustedes sean sabios en-cuanto-a lo benéfico, pero sin-mezcla en-cuanto-a lo malo. 20 Pero sepan que el DIOS de la paz quebrará al Adversario bajo los pies de-ustedes en breve ¡La gracia de nuestro Señor Jesús está con ustedes!

Saludos de los acompañantes de Pablo

21 Los saludan Timoteo, mi ·colaborador, y Lucio y Jasón y Sosípater, mis familiares. 22 Yo, Tercio, el que está-escribiendo la carta, los saludo en el Señor. 23 Los saluda Gayo huésped mío y de toda la congregación. Los saluda Erasto, el administrador de la ciudad y Cuarto, el hermano.

Alabanza final

24 25 Pero, al que puede afirmarlos según la buena-noticia que yo anuncio y la proclamación acerca de Jesucristo (según la revelación del secreto-espiritual que ha-sido-guardado-en-silencio en tiempos de-la-era, 26 pero que ahora ha-sido-manifestado mediante las Escrituras proféticas, conforme-a una orden del DIOS de-la-era, siendo-dado-a-conocer a todas las etnias para obediencia de fe), 27 al solo sabio DIOS, mediante Jesucristo, a  ÉL sea la gloria durante las eras ¡Amén!



1 comentario :

  1. Querido hermano, muchas gracias por este trabajo. Ha sido un gusto haberlo hayado, y será un gusto aún mayor estudiar de él de manera más profunda (se va a la lista de impresión ya mismo, gracias, gracias!). Que el Señor te siga bendiciendo en todo.

    Abrazos largos, Gabriela, la mujer en el jardín.

    ResponderEliminar